Se recupera el contacto con Voyager 1 de la NASA

Hermosa noticia para todos nosotros los amantes del espacio, es que se ha restaurado el contacto con la sonda espacial Voyager 1 de la NASA!

Ese fue el mensaje que compartieron aliviados los funcionarios de la NASA después de que la agencia recuperara el contacto completo con la sonda espacial Voyager 1, el objeto hecho por humanos más distante en el universo, anunciaron los científicos.

Volvemos a comunicarnos con Voyager 1 de la NASA

voyager 1
NASA / JPG Caltech

Por primera vez desde noviembre, la nave espacial está devolviendo datos utilizables sobre la salud y el estado de sus sistemas de ingeniería a bordo, dijo la NASA en un comunicado de prensa el lunes.

La pionera sonda de 46 años, ahora a 15.1 mil millones de millas de la Tierra, ha desafiado continuamente las expectativas sobre su vida útil mientras se adentra más en el territorio inexplorado del cosmos.

Expertos en computación al rescatede Voyager

No fue tan fácil como presionar Control-Alt-Suprimir, pero los principales expertos de la NASA y CalTech lograron solucionar el problema en la antigua computadora a bordo de la sonda que estaba causando la interrupción de la comunicación, al menos por ahora.

Un problema informático a bordo de Voyager 1 el 14 de noviembre de 2023, corrompió el flujo de datos científicos e ingenieriles que la nave enviaba a la Tierra, volviéndolo ilegible.

Aunque la señal de radio de la nave espacial nunca había dejado de estar conectada a los operadores de control terrestre en la Tierra, esa señal no había llevado datos utilizables desde noviembre, dijo la NASA. Después de algunas investigaciones serias para solucionar el problema en la computadora a bordo, eso cambió el 20 de abril, cuando la NASA finalmente recibió datos utilizables.

En el espacio interestelar La sonda y su gemela, Voyager 2, son las únicas naves espaciales que han volado en el espacio interestelar (el espacio entre las estrellas).

Voyager 2 continúa operando normalmente, informa la NASA. Lanzadas hace más de 46 años, las dos naves espaciales se destacan en dos aspectos: han operado durante más tiempo y han viajado más lejos que cualquier otra nave espacial en la historia.

Antes de comenzar su exploración interestelar, ambas sondas pasaron por Saturno y Júpiter, y Voyager 2 pasó por Urano y Neptuno.